domingo, 23 de noviembre de 2014

Catalá se queda sin argumentos para defender al privatización del Registro civil

Después de leer el resultado de la mesa informativa del pasado 4 de noviembre entre el Ministerio de Justicia y los sindicatos del sector, ésta parece ser la conclusión más acertada. Cuando se recurre al argumento de autoridad es que no se tiene ningún otro y, en materia de Registro civil ha quedado acreditado que a este servicio público no le hacen falta intereses particulares de unos profesionales liberales como son los Registradores. 

Y digo que son profesionales liberales porque el Ministro Catalá sigue empeñado en agarrarse a la definición de la ley hipotecaria sin atender a que una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE determinó que los Registradores no son funcionarios públicos sino otra profesionales que tienen atribuida una función residual de gestión de impuestos. 


Pues bien, para el Sr. Ministro que parece que tiene flaca memoria o que, como estaba en la empresa privada, no se enteró del asunto:

1.- Desconozco si hubo o no hubo reacción pero no es lo mismo que una enmienda así la defienda un partido local como ERC a que la defienda un partido de Gobierno como ocurre ahora.

2.- De todos modos, la enmienda de ERC no decía exactamente lo que el Ministro manifiesta con tanta alegría. Por cierto, copiando lo peor de su antecesor que también utilizó este argumento.  

ERC presentó la enmienda número 39 al Proyecto de Ley de Registro Civil, en la proponía que se añadiera a la Ley una nueva Disposición Adicional Novena, con el siguiente texto «Cuando las necesidades del servicio lo exigieren podrán demarcarse oficinas del Registro Civil a cargo de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles de España anexas a los respectivos registros y en las localidades que se determinare en régimen de comisión de servicios o por Real Decreto en que se establecerá el contenido y régimen jurídico de la encomienda de gestión.». 

Lo que no decía Gallardón y ahora no dice Catalá es que la Ponencia encargada de redactar el Informe sobre el Proyecto de Ley del Registro Civil, integrada entre representantes de todos los Grupos parlamentarios incluidos el PP y ERC propuso el rechazo de dicha enmienda (BOCG de 03.05.2011), y que ni siquiera se sometió a debate o votación en la Comisión de Justicia del Congreso, en que se ratificó la ponencia (Diario del Congreso de los Diputados de 4 de mayo de 2011). 

2.- Esa enmienda fue rechazada por los dos partidos que, entonces, se turnaban en el poder. Rechazada pues tanto por PP como por PSOE porque la ley de Registro civil de 2011 fue aprobada con los votos de los dos partidos. Por cierto, una ley que al menos dejaba el Registro civil en manos de una Administración pública en el concepto que el Tribunal de Justicia de la UE ha determinado y que no contó con la unanimidad sindical que se pretende.  

3.-  Lo que sorprende de verdad es que el PP, pensando lo que piensa ahora, no se apuntara a la enmienda de ERC y votara a favor de la ley del PSOE. ¿Es a esto a lo que se le llama coherencia ideológica o quizá que en ese momento no convenía pues no se podía controlar el proyecto en la línea deseada?. 

4.- Respecto a que se  ha retomado la negociación con el Colegio de Registradores no nos engañemos y nos haga trampas. ¡Como si eso fuera una novedad!. La realidad es que este Gobierno nunca ha dejado de negociar con los Registradores y siempre lo ha hecho como ahora, en secreto, de forma opaca y sin considerar ni querer negociar alternativas reales que ya podrían estar en funcionamiento. Porque al Registro civil no le hacen falta los Registradores sino más bien al contrario y ese es el problema fundamental: los intereses de casta de un lobby profesional. 

El Registro civil funciona a satisfacción del ciudadano (ver informe AEVAL 2012) y podría hacerlo mucho mejor sin necesidad de privatizarlo si de verdad se velara por el interés general y se aprobaran las reformas legislativas necesarias, por ejemplo, en cualquiera de los casi 90 Reales Decretos Leyes que este gobierno ha aprobado en esta legislatura. 

4.- Que, lo que llama la atención y mucho es que, para justificar y defender lo indefendible, el Ministro de Justicia tenga que traer a colación una enmienda de un partido político independentista como ERC y que ese sea su principal argumento para defender la privatización.

Pues llevando la argumentación a otro terreno, ERC también propone la independencia de Cataluña y el Gobierno se opone a ella... al menos de momento porque visto lo visto, y de como cambia de opinión igual hay más sintonía de la que parece.  En ERC deben estar ojipláticos y esperanzados a la vez porque sus deseos igual están más cerca que nunca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada